Campus Digital

El poder creativo de los deseos

Comparte
Autor: M. Mercè Conangla / Jaume Soler

El poder creativo de los deseos

Uno de los secretos para vivir bien consiste, en primer lugar, en desear lo que es necesario y, después, en amar lo que se desea. Pero eso no siempre es fácil, y menos en una sociedad experta en generar deseos.

Un proverbio chino dice: «Haz de ti mismo un ser sencillo, abraza tu naturaleza de origen, refrena tu egoísmo, restringe tus deseos».

Estamos sumergidos en una cultura que vincula placer con consumo y que intenta despertar a toda costa nuestros deseos de consumir y de ganar, dos valores primordiales de la sociedad capitalista. La cultura occidental presiona para favorecer la insatisfacción y la agresividad. La necesidad de incentivar el consumo, la velocidad de las innovaciones tecnológicas, el progreso económico y nuestra forma de vida se basan en la continua incitación al deseo. Eso nos condena a vivir entre la ansiedad y la frustración: en cuanto satisfacemos una necesidad, aparece una nueva propuesta de deseo. En este engranaje necesidad-deseo-satisfacción-consumo no parece haber lugar para la felicidad, solo para la angustia y la insatisfacción.

Descargar artículo