Registro | Ingresar
Campus Digital

Nos definimos por el tipo de familia que formamos, no por la familia en la que hemos nacido

Comparte
Autor: M. Mercè Conangla / Jaume Soler

Nos definimos por el tipo de familia que formamos, no por la familia en la que hemos nacido

La familia es una de las pocas cosas en la vida que no se elige, sino que te toca. ¿Los problemas de la familia surgen porque esta lotería puede estar mal repartida? 

El azar, la genética o la cultura no siem­pre agrupan personas compatibles pa­ra convivir. A veces, coinciden en una familia, personas con escasa capaci­dad para gestionar sus propias emo­ciones y construir un proyecto familiar conjunto que tenga sentido. Nosotros afirmamos que una de las más impor­tantes tareas que debemos realizar al llegar a adultos es elegir nuestra pro­pia familia afectiva.

¿Hasta qué punto puede ser culpa• ble nuestra familia de los aspectos erróneos de nuestra personalidad?

A todos nos cuesta asumir la res­ponsabilidad de nuestra propia vida, es mucho más fácil buscar culpables externos. Al hacerlo, nos evitamos el esfuerzo que supone intentar mejo­rar nuestra situación por nosotros mismos. Lo cierto es que nuestros pa­dres y nuestra familia nos condicio­nan, pero no nos determinan. Somos los únicos responsables de nuestra construcción personal. 

Descarga el artículo

Para acceder a la descarga del artículo, es necesario registrarse o iniciar sesión.

Iniciar Sesión Registro